Fosforera Parte III

En esta tercera entrega tenemos el placer de terminar de compartirles algunos testimonios, en esta ocasión de Celtic (Erick Rodríguez) uno de los 32 jóvenes que fueron arrestados ese día y de Mauricio «Abrahkkan» Bolaños quien estuvo como espectador y nos amplia el actuar de la policía así como del ministro de seguridad en esa época, Luis Fishman.

Erick Rodriguez/ Celtic


Fue una de las 32 personas detenidas por la policía, durante el concierto, quien nos comparte este video desde Viña del Mar, Chile donde nos cuenta su experiencia durante el concierto, la detención y los días siguientes….

Mauricio «Abrahkkan» Bolaños

Un antes y después de Mauricio «Abrahkkan»

El chivo de la fosforera era un concierto metal de esa época sencillo humilde como todos los conciertos de la época, la diferencia es que Cráneo Metal, la productora, había empezado a hacer conciertos muy buenos, por esa razón para este chivo que iba a ser el cráneo metal N° 4,  había mucha expectativa y por esa razón se buscó un lugar más grande  porque se esperaba una gran cantidad de personas. 

Tal vez por inexperiencia de la organización se dejó que las personas se quedaran afuera, esperando, mientras probaban el sonido y terminaban de alistar todos los detalles, por lo que todos estaban en los alrededores y al ser tantos,  muchos vecinos se asustaron de ver a gran cantidad de personas con camisas negras,  tomando y fumando, algunas personas incluso se situaban en los corredores de las casas para tomar, aspecto que molestó a los vecinos y muchos otros estaban temerosos de que les pudieran hacer algo a sus casas.

Por lo que los vecinos empezaron a llamar a la policía diciendo que había gran cantidad de pintas a los alrededores  entonces de ahí fue donde se generó el problema, el manejo de la policía cuando llegó al lugar fue pésimo, bueno ya eso todos lo sabemos, porque la policía en vez de llegar y revisar que todo estuviera bien y dejar que el concierto continuara, incluso si tenían que quedarse en el lugar para estar pendientes que no sucediera nada o inclusive si tenían que cargarse a alguien por andar alguna sustancia ilícita o por estar pasado de tragos o lo que fuera, pues ni modo, pero la forma en que lo manejaron fue totalmente prejuiciosa, a todos nos tomaron por iguales, de una vez juzgaron el concierto por satánico, cerraron el lugar para encerrarnos y que no nos pudiéramos ir y esperar mientras llegaban los antimotines y la carga pesada y para peores se apersona el ministro de seguridad de la época que era Luis Fishman, y ahí se dejó ver la clase de persona que era, de lo falso que era, una persona sin palabra, cuando llegó ahí el nos intento clamar, la estrategia era que estuviéramos ahí calmados, nos dijo un montón de cosas que después se contradijo en las declaraciones, cuando llegó ahí el nos dijo que no nos preocupáramos, que era solo un acto de rutina, que no iba a pasar nada que más bien la policía iba a agilizar las cosas y nos íbamos a poder ir sin ningún problema, pero claro era solo una estrategia para hacer tiempo, ya cuando el tuvo que responder a la prensa el porque de tal despliegue policial, el declaró que éramos unos drogadictos, unos maleantes, desadaptados, además de que se incautó todas clases de drogas y que se estaban haciendo prácticas inmorales y además un montón de cosas impropias dentro del concierto y todas las afirmaciones eran falsas.  Eso era un concierto normal solo había una tarima, bandas tocando y los metaleros adentro con el típico mosh, pero todos tranquilos sin hacerle daño a nadie todo encerrado ni si quiera salía bulla en exceso.

Y bueno eso desencadenó en la población temor y rechazo ya que le creyeron a un político hablando y diciendo todo ese tipos de cosas, empezaron a haber decomisos en las tiendas de música, se nos cerraron las puertas de todos los locales e inclusive a mi personalmente me afectó, yo tenía pelo largo, era un típico estudiante de colegio pero no podía ir a San José sin que la policía me detuviera, solo por tener pelo largo y camisa negra, era vergonzoso y claro nos satanizaron, nos trataban bastante mal.

Mauricio concluye diciendo que desde el ángulo positivo fue algo que dio visibilidad al metal y aunque se tardó mucho tiempo en poder recuperarnos y poder de nuevo hacer conciertos y que todo fue una farsa populista de este señor que quería hacer puntos y ganarse a la comunidad católica o cristiana con esa patraña de que éramos satánicos. Pero bueno claro que eso ayudo a cambiar la mentalidad y ahora hay nuevas generaciones ya el metal no es tan mal visto, inclusive hay muchas personas en puestos importantes que son metaleros y creo que al final la escena se levanto con más fuerza, por eso ahora tenemos grandes bandas, y conciertos.

Puedes ver la primera parte en el enlace a continuación:
https://www.rockpopmetalymas.com/historia/la-fosforera-29-anos-despues-el-antes-y-el-despues-i-parte/

Puedes ver la segunda parte en el enlace que a continuación.
https://www.rockpopmetalymas.com/historia/la-fosforera-ii-parte-la-persecucion-el-gobierno-y-la-prensa/

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*